viernes, 22 de octubre de 2021

¡Tierra a la vista!


 -¡Es inútil continuar almirante!, la parca se ha instalado a bordo, -el boticario  de la Santa María dialogando con Cristóbal Colón-,los marineros están exhaustos,  desanimados, las provisiones escasean, apenas hay agua.

La tripulación ha enfermado, cuatro fallecidos, el resto moribundos, sólo diez hombres sanos. Si no llegamos al objetivo las próximas horas, habremos fracasado pereciendo en el intento, el maldito océano nos está ganando la partida.

-¡No pierda la fe boticario!, no abandonaremos, no podemos fallar a nuestros Reyes Católicos; tengo la corazonada que estamos muy cerca; se aproxima tormenta, bajemos al camarote.

-11 de octubre de 1492, día 68 de travesía, a penas nos mantenemos en pie, el mar nos tiene noqueados, sólo deseamos morir para descansar. Escribe Rodrigo de Escobedo, escribano de la Santa María.

-Ha anochecido, la luna llena luce en todo su esplendor, diría que es de día, la mayoría duermen, pasan dos horas de la medianoche y el mar está en calma chicha, yo como almirante me mantengo ojo avizor... de repente se oye un grito ensordecedor que proviene de La Pinta.

- ¡Tierra a la vista!, es Rodrigo de Triana, divisando desde lo alto del mástil la isla de Guanahaní.

-¡Boticario avisa a toda la tripulación!, -no hizo falta el grito de Rodrigo había despertado a los marineros de La Nao y las dos carabelas-, que estén prestos y dispuestos para desembarcar.

-La fiesta en cubierta es apoteósica, de repente nadie está enfermo, todos cantan, bailan y beben hasta el alba, momento que se realiza el desembarco, Cristóbal y los hermanos Pinzón pensaron que habían llegado a las Indias; pero nada más lejos de la realidad, se había descubierto un nuevo continente, que no era otro que América.

-12 de octubre de 1492, sosteniendo mi pluma, a cargo del diario de a bordo, el que suscribe, don Rodrigo de Escobedo.

-¡Tierra a la vista!

¡Seguiré viviendo con mis padres!


 Buenas tardes  oyentes de "Música en las venas",  habla Jacinto Poncela,  a los mandos de la nave musical, de "Cadena Tellme". Hoy toca el estreno del primer sencillo del último álbum "Dreams" del grupo de rock español Los Resucitados.


 Cuando estrena nuevo disco crea polémica a nivel mundial, pero  me conocéis,  nunca me callo y he decidido pinchar hoy este nuevo tema  titulado "Seguiré viviendo con mis padres"; que causará furor este  verano en todas las discotecas, creando gran controversia en el panorama musical.

Aún sin terminar la canción, los distintos hilos de comunicación del programa echan humo, hay diversidad de opiniones, las que alaban el coraje de Jacinto y otras que le dilapidan por ser mala influencia en la juventud.

- ¡Jefe, te paso llamada!. -¡Ok Vanesa, vamos allá!

-Buenas tardes, ¿con quien hablo y desde donde?

-Soy Paca de Jaén.

-¡Dígame Paca!

-Llamaba para darle la enhorabuena por su programa y por tener esta valentía , soy madre de un chico de treinta años, con un trabajo estable, pero con un sueldo de mierda que no le da para emanciparse, gracias por sus comentarios incitando a los jóvenes a quedarse en casa, créame, ahora mismo es lo mejor.

- Muchas gracias.

- ¡Hola!, ¿Con quién hablo?

- Soy Antonio desde Getafe, es usted un completo cabrón, le voy a mandar a mi hijo de cuarenta a su casa y se le come con patatas, ¡Mal nacido!

-Quiero deciros que están llegando mensajes amenazantes, lo más bonito que me desean es la muerte, ¡Pero no me vais a callar!
Queréis que abandone las ondas y el país, pero me voy a quedar a reivindicar el tema de la emancipación en la juventud, ¡Pandilla de tarados!

-Les habló Jacinto Poncela, desde mi emisora personal en casa de mis padres, porque... ¡Emanciparse en este país es un lujo al alcance de muy pocos.

viernes, 15 de octubre de 2021

Soy John... John Rambo


 Acabo de llegar y no sé como negociar esta situación, aquí no hay balas ni soldados del Vietcong , esto es peor, salvo excepciones, todo es envidia, malicia y destrucción.


Me llamo John Rambo y no sé como he llegado aquí, pero lo que si sé, es que no voy a parar hasta frenar estas atrocidades.

Ancianos solitarios abandonados, animales indefensos vagando por las cunetas, violadores, maltratadores, asesinos...

 ¿Pero esto qué es?, ¡de esta noche no pasa, salgo de cacería!

--H50 para Mike100, posible agresión en el polígono del Pedregal.

--Recibido H50, vamos para allá.

Al volante de mi jeep llego primero que la bofia, en este mundo hay mucha lentitud.

Tres individuos abusando de una chica de unos veinte años, puñal en mano les hago una corbata a los tres, muerto el perro se acabó la rabia.

--Joder Nick, ya es la tercera noche que nos encontramos este escenario dantesco; ¡Inspector,venga rápido!, ¡un individuo huyendo por la 320 pedal a fondo! 
¡Imposible seguirle, ha escapado!

Otra luna más y ya van doscientas, hoy tengo que socorrer a una chica indefensa que está siendo molida a palos por un loco desalmado, puñal trabajando, pulmones por la boca. 

Están espabilando, seré más rápido, hoy un agente ha estado a punto de cogerme.

 ¡No siento las piernas!, es el momento de poner freno a la locura, quiero volver, esta no es mi guerra, hay demasiadas desgracias.


Mañana al brillar la luna, pondré rumbo a Saigón, tengo que conseguir atravesar la pantalla gigante del autocine de la salida dieciocho.

--Los datos son abrumadores, los delitos han disminuido a cifras sin precedentes.

¡Es el momento!, chillando rueda atravieso el umbral, estoy en el frente. 

¡ A sus órdenes coronel!

--Esta ya no es tu guerra soldado, te necesitan más en el mundo real.

 ¡Hasta siempre!

¡Temblad despojos de la sociedad!
 ¡He vuelto para quedarme!

¡Soy John... John Rambo!

jueves, 7 de octubre de 2021

La letra pequeña.


 ¡Enhorabuena Cosme, estás dentro del concurso! Pásate mañana por las oficinas y  firmamos el contrato.


-¡Genial Patricia!, hasta mañana.

Buenos días Cosme, ¡siéntate!, ¿quieres un café?

-No gracias, vayamos al grano.

Ok, me encanta la gente sin rodeos, aqui tienes, rubrica en cada página, lee bien las claúsulas para que no haya sorpresas.

-Está bien así.

Muy bien, el jueves comienza, a primera hora aquí, puntualidad, por favor.

-Así será.

Los veinte participantes sois de nuestra propiedad, vuestra personalidad nos pertenece y cualquier acción dentro del barco será bajo nuestra supervisión.

Mañana te tienes que acostar con Andrés, que sea un buen montaje, llegando a consumar.

-¡De eso nada, gritó Cosme, soy hetero!

Tú mismo... atente a las consecuencias.

-Todo está amañado, nada es lo que parece y lo voy a demostrar.

¿Estas seguro que nos vas a denunciar? ¿has leído las claúsulas?

Tú nunca saldrás de este barco, afuera pensarán que estás muerto, tu mujer se quedará sóla y sin nada y tu pequeño pasará a ser de asuntos sociales.
¿Es eso lo que quieres?

-A partir de mañana también soy gay, sin duda.

Te advertimos, que leyeras bien el contrato, incluida la letra pequeña.

-Todo en este barco es inusual, nada os afecta...no me puedo creer que todo os parezca bien. Sois como zombies.
Esto no está amañado, os han lavado el cerebro con las gafas virtuales; menos mal que yo les engañé, lo peor es que yo tampoco puedo salir de aquí.
Estáis recobrando la memoria, tenemos que salir de aquí, tengo un plan.

Delante de las cámaras dan una imagen , pero fuera de ellas es diferente, ¡acabemos nosotros con ellos!.

¡No podeís hacer eso! ¿Dónde vais? ¡No! Mi cabeza no!

- ¡Somos libres!, tirad los cuerpos por la borda y colgar las cabezas en el puente de mando, ahora mandamos nosotros.

A cien metros de comenzar.

 Que vengan por fin a rescatarte es un alivio para la expedición, en tu estado, sólo nos retrasarías, es inviable seguir adelante.


-El código de la montaña dicta que no hay que avergonzarse si hay que dar media vuelta. 

- ¡No se hable más! ¡Bajadme! ¡Nunca olvidaré lo que habéis hecho por mí, sin vuestra ayuda sería un fiambre congelado!  

Ya está aquí el helicóptero, en dos horas estarás entrando en quirófano, es una fractura limpia; ya te veo entrenando en Pirineos, confía en mí, esa pierna volverá a ser la de antes. 

Según el parte meteorológico mañana estará despejado. 

Son las cinco y amanece un día claro, atacamos los últimos metros a "La Diosa Madre del Universo", la cima del mundo; hacer cumbre es el comienzo en mi nueva vida.

El tiempo ha dado un giro radical, estábamos a punto de coronar pero... Exhaustos y fracasados emprendemos el descenso.

Nunca volvimos a casa, mi espíritu es libre, la luz de tu mirada es mi último suspiro; siempre tuyo.

Todo terminó antes de comenzar.


Muertos de envidia.

 ¡Que alguien me explique que hacen esas alfombras ahí tiradas, exclamó Anubis a sus esclavos!


No es posible tal desbarajuste, hoy nos visitan grandes mercaderes o ricos comerciantes y el desorden no es que sea nuestro mejor aliado; ¡Ese caballo fuera de ahí, ya!, ¡inútiles!.  !Colocad esas alfombras inmediatamente!

Buenos días caballeros, comienza la puja, espero sea de su agrado el género que hoy nos acompaña. Hay muchos tamaños y colores, pero sin duda la joya de la corona es el tapiz que cuelga de la balconada.

-¡Yo le quiero gritó Sotis!, un rico mercader del otro lado del Nilo; ¡Adjudicado!

Una alfombra es la siguiente... ¡anímense señores!, seda natural, lana de excelentes ovejas de Egipto, ¡no las hay mejores!

-Yo no quiero ninguna alfombra, ¡Quiero ese caballo y tus esclavos, gritó Khalfani!

Eso no puede ser, no están en venta.

¡Ofrezco diez mil Piastras!

No se hable más, siendo así, tuyo es el pack completo.

-Anubis eres un desalmado que vende a su gente por un puñado de monedas, ya imaginaba que eras así, pero... ¡quería ponerte a prueba!.

-Khalfani estaba indignado con la situación y aunque había sido un farol, decidió llevarse a los esclavos y al equino. Él era diferente, alguien inusual en esa época, no trataba a su gente como esclavos y sí como trabajadores cualificados; ya había conseguido ser un reputado mercader, despertando la envidia de sus competidores.

Eso no gustaba en esos tiempos y al salir del zoco es apuñalado mortalmente por la espalda.

Envidia, un pecado capital que siempre ha perseguido al ser humano.

Anubis manda y los demás acatan órdenes, sin más.

En esa era, la muerte de alguien era muy normal

-La tormenta arrecia y Anubis es alcanzado por un rayo cayendo fulminado, muerto el perro se acabó la rabia... o podemos decir... ¿Envidia?

lunes, 27 de septiembre de 2021

La unión hace la fuerza!


 El bosque estaba ahí, esperando un milagro… la voracidad de las llamas acechaban pero se resistía a perecer sin oponer resistencia.

¡El señor Chopo comenzó a dar órdenes para librarse!

¡Castaño, mueve tus ramas!, ¡el fuego se propaga hacia ahí!, ¡tu ramaje es robusto, aguantará la combustión!, Roble y la señora Encina te apoyan.

¡Aguantar un poco más!, los humanos están llegando con agua para salvar nuestra morada.

¡Nuestros pequeños no aguantan más!

¡Oh! ¡Qué fresquito!, reconforta ver personas que luchan por nosotros; otros provocan las llamas, por suerte son minoría.

¡Estamos salvados!, podemos seguir proporcionando oxígeno a los seres vivos

¡Lo hemos conseguido!